Microhotelería: tendencia a la medida de una generación

Queen Bedroom de Moxy Times Square. Fotografía tomada del sitio web: moxy-hotels.marriott.com

El paradigma del viajero se transformó a principios del siglo XXI. Para millones de adultos jóvenes alrededor del mundo, viajar ya no es sólo un anhelo sino su principal sentido de vida. Los millenials han jerarquizado llenarse de mundo por encima de ahorrar para el futuro. Gracias a nuevas apps que persiguen los vuelos más baratos, muchas fantasías se hicieron realidades y el wanderlust se convirtió en modus vivendi.

Sin embargo, cabe señalar que esa misma generación también enfrenta condiciones económicas más adversas que las de sus progenitores. Por tales razones, la industria hotelera ha tenido que re-inventarse en repetidas ocasiones. La última de estas tendencias es el tema que nos ocupa.

Suite Cápsula del Nonze Hostel. Fotografía tomada del sitio web: nonzehostel.com

La microhotelería, tendencia descendiente de los hoteles cápsula de Japón, prolifera en capitales del mundo como París, Nueva York y Londres. Los espacios, como su nombre lo indica, son muy reducidos, normalmente oscilan entre los diez y los veinte metros cuadrados. En consecuencia, también lo son sus precios, asunto irresistible para una generación obsesionada con recorrer el mundo entero.

Los costos no son la única ventaja para estos mochileros que pasan el día entero saltando de los museos a las atracciones turísticas, de mercados a pistas de baile, y sólo llegan a sus cuartos con el propósito de dormir. Estos microhoteles también procuran gestionar una oferta recreativa que permite a los jóvenes visitantes convivir en el bar, disfrutar la gastronomía local o gozar una exposición de arte en los pasillos.

Pero las ventajas no son sólo para los clientes, esta modalidad de hotelería también ha cautivado la atención de pequeños y grandes desarrolladores, ya que permite incluir más habitaciones en menos espacio e incluso reducir los costos de servicio.

Moxy Times Square, marca de microhoteles de la cadena Marriott. Fotografía tomada del sitio web: moxy-hotels.marriott.com

El éxito del modelo se comprueba con las grandes inversiones que han realizado los líderes de la industria hotelera: Marriot ya cuenta con decenas de hoteles Moxy y planes para realizar un centenar más; Hyatt se aventuró con Tommie en Nueva York; los creadores del alguna vez revolucionario Club Med pronto tendrán dos decenas de hoteles Mama Shelter repartidos alrededor del globo.

Varios pensadores han realizado la distinción entre turistas y viajeros. Mientras que los primeros persiguen estándares, los segundos buscan experiencias. Quizás entonces no sea tan paradójico que en este mundo donde las opciones de viaje sean cada vez más amplias, las habitaciones sean cada vez más pequeñas.

Comments
  • Al pensar en Viena, lo primero que nos viene a la mente es su herencia hist rica, sus grandes palacios, su corte imperial, aquella famosa Isabel de Baviera a la que la actriz Romy Schneider convirti en leyenda. Despu s nos acordamos de su tradici n musical, Johann Strauss, Franz Schubert, su famoso Concierto de A o Nuevo, los ni os cantores, y, sobre todo, Mozart, que aunque naci en Salzburgo, tambi n se asocia a Viena. Lo tercero en lo que pensamos es en sus pintores: Gustav Klimt, Egon Schiele, Oskar Kokoschka, o en sus arquitectos: Adolf Loos, Otto Wagner; en sus pensadores y escritores: Sigmund Freud, Stefan Zweig. Viena es un lugar que rezuma cultura por todos sus rincones y mucho m s. Es una ciudad cosmopolita, limpia y agradable en la que conviven caf s tradicionales y vinater as de moda, tiendas con encanto y mercadillos, bares y discotecas, con una vida nocturna que ya la quisieran para s muchas localidades de la costa mediterr nea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *