Diez grandes beneficios de los procesos BIM

Cruce de Ingenierías hecho por Ares Arquitectos.

La invención de BIM como tecnología y metodología para la gestión integral de proyectos representa un hito en la historia de la construcción. Viene a ser, para nuestros tiempos, lo que la invención de la perspectiva cónica fue para los inicios del Renacimiento o los nuevos modelos urbanísticos para el siglo XIX. La presencia de BIM en el siglo XXI es tan dominante, su eficiencia tan indiscutible, que países como España, Inglaterra e Italia han creado regulaciones para hacerlo obligatorio en determinadas obras.

A continuación, compartimos diez razones por las que el Building Information Modeling es la mejor opción para nuestros clientes y para diversos actores de la construcción:

1. Entorno colaborativo y sinergia multidisciplinaria. Una de las características distintivas de la posmodernidad ha sido el diálogo entre nuevas disciplinas de conocimiento. El caso de BIM no es la excepción. Saberes tan distintos como arquitectura y contaduría, diseño y recursos humanos, ingeniería y comunicación organizacional entran en juego para ofrecer las mejores soluciones en materia de construcción. Y no sólo eso, sino que también posibilita un diálogo cercano y continuo entre el cliente y el despacho.

2. Modelización y visualización de vanguardia y a detalle. Trabajar con BIM es una experiencia inmersiva asombrosa para todos los que participan en ella. Las imágenes y videos no sólo cautivan la mirada a través de múltiples perspectivas y variadas opciones de visualización, sino que también se vuelven útiles por estar cargadas de valiosa información.

Vista 360 proyecto de Ares Arquitectos

3. Planeación estratégica y calendarización. Algunas utilidades de BIM conciernen a distintos niveles de organización de la obra, sea materiales, responsabilidades o variedad de asuntos más. Al final, además de cumplir con sus respectivos objetivos, comparten la misión de asegurarse que cada paso alcance su consecución en la fecha que fue programada y la obra se entregue a tiempo.

4. Conciencia ecológica: eficiencia energética. En tiempos donde el calentamiento global causa estragos alrededor planeta, a los actores de la industria les corresponde asumir su responsabilidad en el rescate de un mundo devastado. Para tales efectos, BIM facilita que cada edificio alcance el máximo aprovechamiento energético y conlleva a la sostenibilidad de la construcción.

5. Eficiencia en manejo los recursos. Cada peso asignado a un proceso BIM es un peso bien invertido. La administración de materiales y otros recursos económicos se puede seguir de cerca a través de teléfonos inteligentes. El control de gastos, asunto entramado en este medio, se vuelve una tarea amigable y eficiente.

Manejo de recursos de manera remota.

6. Y no sólo eso, sino que BIM permite la absoluta transparencia en el manejo de gastos, La tarea de los contratistas también evolucionó gracias a esta revulsiva tecnología que permite a los clientes cotejar el responsable uso de inversión.

7. Mitigación de riesgos. Toda construcción presenta desafíos. Con BIM, los riesgos se pueden identificar preventivamente, analizar cuantitativa y cualitativamente, y planificar de modo que se gestionen con anticipación y se implementen soluciones antes de que siquiera se acerquen a ser problemas.

8. Documentación, seguimiento y monitoreo. Otro de los beneficios provechosos para el cliente es la posibilidad de involucrarse en la gestión continua del proyecto. BIM registra todos sus procesos, almacena toda la información y le permite acompañar la obra con fácil acceso y en tiempo real.

Modelo Virtual en la Nube, The Point proyecto de Ares Arquitectos.

9. Comunicación y portabilidad. En principio, BIM es una plataforma diseñada para alcanzar la máxima eficiencia en diversos niveles. Para alcanzar dicho objetivo, cuenta con distintas herramientas que agilizan la comunicación pues entienden que el tiempo es uno de los recursos más valiosos. Y cuando se requiere, no sólo comunica con dinamismo sino que también sabe hacerlo de forma espectacular.

10. Por si fuera poco, el futuro cercano aguarda con una nueva visión: la realidad aumentada. La alianza entre BIM y las nuevas aplicaciones que materializan y dimensionan virtualmente la realidad resulta natural y propiciará prometedoras innovaciones. Se trata, al fin y al cabo de una evolución de lo que se propusieron desde un principio: visualizar para informar. Gracias a BIM, el presente y el futuro de la construcción nunca se habían visto mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *